13.5.09

Cómo preparar un Gin Tonic casi perfecto

En un Gin Tonic intervienen muchos elementos.
Una copa grande, tipo balon es una buena elección.
El hielo dee ser industrial, mejor si es osmotizado.
Mejor lima que limón, mejor un trozo de cáscara que una rodaja, y según gustos, con la parte blanca de la fruta o sin ella.
Tanto la tónica como la ginebra deben estar bien frías.
Ponemos en la copa tres hielos grandes y un trozo de corteza de lima. Con una rodajita frotaremos el canto de la copa, para que sepa más a limón cuando bebamos.
Pondremos 3 segundos de una ginegra seca encima del hielo. La "London Gin" es perfecta. La "Larios" es barata". Es importante que no sea dulce.
Echaremos encima de la ginebra una tónica seca y fuerte, que sea capaz de aguantar las burbujas el mayor tiempo posible en la copa. La "Fever Tree" es perfecta, la "Schweppes" es mucho más barata y muy aceptable.
La tónica la pondremos sobre el vaso de manera suave para que no pierda el gas, aunque hay personas que prefieren un gin tonic con pocas burbujas.
Sobre gustos, hay mil.
Con una cucharita y suavemente, mezclaremos, pero no agitaremos.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

en casi todo estoy de acuerdo pero mejor que la london yo prefiero la g´ vine que hace no mucho gano la medalla de oro en el concurso internacional de bebidas alcoholicas por lo demas todo perfecto pero has olvidado mencionar que al que le guste un buen gin tonic afrutado puede cortar una rodaja de manzana verde sin piel y meterla en la copa ¡queda genial!

Consejero dijo...

Lo de la manzana, perfecto.
Lo de la ginebra G´ Vine, no tanto. Es muy suave para mi gusto. Pero bueno, el gin tonic permite precisamente eso, varias con distintas ginebras y tónicas, hasta encontrar un gusto más personalizado que con otros tragos largos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...