26.7.09

Queso fresco con higos y nueces

Hay sabores que enamoran, simples y que se pueden crear en casa además de comprarlos ya hechos.
Hoy presentamos queso fresco con higos y nueces, muy finos, casi polvo, mezclados entre sí en una proporción de 70/80 queso fresco, 30/20 de higo seco y nueces.
Sobre unas tostadas o un pan salado con cuerpo y un vino Fino, Málaga o un moscatel es una maravilla.

Jamón (jamon) serrano o jamón español. Pequeñas opiniones.

El jamón serrano español, embutido hecho con las partes gruesas de las piernas enteras del cerdo, curadas en crudo en sal y dejadas secar, a ser posible al aire natural en zonas secas y frías, es un embutido incomparable, de sabro maravilloso, incluso en los peores casos, que los hay.
Es de recomendar el jamón de Teruel, el de Jbugo y el de Grijuelo, pero no desmerecen nada, unos buenos jamones serranos bien secos y no salados, que se pueden encontrar en muchas tiendas españolas.
Es un producto que no se exporta mucho y esto hace posible que su precio sea aceptable, porque el día que se abra a mercados globales como los asiáticos o americanos, será inalcanzable para los bolsillos españoles.
Hay que cortarlo a cuchillo y no a máquina (el ejemplo de la imagen es un mal jamón), empezando por su zona más estrecha, buscando piezas secas, con algo de tocino blanco y mucho mejor si este tocino blanco está infiltrado entre la magra roja, como si fueran hilos finísimos y todos del mismo tamaño.
No tiene nada que ver el jamón español con el alemán o italiano, es otro producto bien distinto, con otros sabores que lo convierten en un embutido diferente. Quien tiene la suerte de probar un buen jamón por primera vez, queda enamorado de su textura y sabor.
Si tiene la ocasión, lo pruebe desde el país en el que se encuentre y nos diga su experiencia.

19.7.09

Espárragos verdes a la plancha

Hoy es siempre tiempo de espárragos verdes, esos maravillosos espárragos que han tomado el sol y se han convertido por la clorofila, en productos verdes que antes se tiraban.
Se limpian y pelan y si son de un grosor como un dedo, se cortan a más o menos, los quince centímetros.
Se ponen en una plancha o una sartén con unas gotas de aceite y se dejan así unos 5/8 minutos hasta que tomen color ligeramente.
Simplemente se sirven añadiendo unos polvos de sal, a ser posible gruesa o en cristales.
Un plato muy simple pero maravilloso.

15.7.09

Gazpachos diferentes. Otra forma de hacer gazpachos.

En verano es maravilloso recurrir a los refrescantes gazpachos, en realidad ensaladas trituradas, con algún pequeño datalle añadido.
Todos conocemos el clásico gazpacho de verduras en donde el tomate y el pepino marcan al sabor.
Lo común es servirlo con pequeños trocitos de verduras o simplemente como una sopa fría, muy refrescante y algo espesa.
Pero podemos jugar con el gazpacho, sin salirnos de platos de verano.
Añadir por ejemplo unas hojas de albahaca, da un sabor algo más personal.
Cambiar el pepino por melón nos convierte al gazpacho en un plato muy diferente.
Si ponemos todavía más melón y menos tomate, hacemos otro tipo de gazpacho de melón, con la misma base de pimiento verde, cebolla ajo y aceite y vinagre más sal, del plato básico.
La sandía también encaja muy bien en el gazpacho, dando un sabor dulce, que puede ser más o menos alto dependiendo de si ponemos o no pepino y de la cantidad de fruta.
Añadir el zumo de una naranja al gazpacho básico refuerza sabores.
Y a la hora de acompañar, podemos optar por las verduritas picadas, pero también por una lonchas de jamón serrano finamente picado, o un huevo cocido, o por unas gambas cocidas y troceadas o por centolla finamente picada y limpia de huesitos para no sorprender en boca.
Si al gazpacho lo dejamos en la nevera unas horas, reforzará el sabor al macerarse la miga de pan triturada con las verduras y el vinagre. Pero perderá gran parte de sus vitaminas, que se oxidan con el aire y el teimpo. Hay que elegir y cada maestro gazpachero tiene su "truco"

9.7.09

Carrefour pone una lista de la compra a 1 euro al día y menú para 4 personas


Carrefour está lanzando una campaña publicitaria en donde informa de una lista de la compra diaria para 4 personas para hacer un menú a 1 euro. Es un nuevo paso (tímido) para informar a los consumidores de que a veces, con menos se puede conseguir lo mismo y que si se sabe comprar se puede ahorrar.
Es una lista mejorable, que muy posiblemente otras cadenas intentarán modificar, pero un primer paso al menos original y posiblemente efectivo para dar imagen de ajustados de precio, cuando ya ha pasado la campaña sobre las marcas blancas.
Estaremos atentos.

8.7.09

Centro de Vacaciones de Ligüerra de Cinca

No nos duelen prendas a la hora de felicitar a quien lo hace bien. Ni de criticar a quien lo hace mal.
El servicio de comedor del Centro de Vacaciones de Ligüerra de Cinca, gestionad por UGT, ofrece unos menús de 12 euros, que son 29 euros en pensión completa, MUY DEFICIENTES en el verano de 2009.
Poca cantidad pero sobre todo, muy justos de preparación y servicio. Menús que no deberían pasar de los 8 euros cuando mucho, por no decir que no son de recibo para un local que sabemos, está gestionado por un conocido local restaurante de Zaragoza.
Si las familais van a pasar una semana en este mágnifico lugar de vacaciones, la comida deben sopesar cómo tomarla.
Por otro lado un sobresaliente a los monitores que tratan a los niños de las familias que están allí de vacaciones y otro para las instalaciones.
No debemos consentir que la gastronomía en el turismo aragonés sea mala y ni tan siquiera regular.

Los españoles disfrutan más de la comida, de la gastronomía, que del sexo.

Los españoles disfrutan más de la comida, de la gastronomía, que del sexo. Lo cual es bueno para los restaurantes y tiendas de comida pero muy malo para los españoles pobres, que de estar en pareja, tiene el sexo más "a mano" que la comida.
Comer, la familia, viajar, el chocolate y el sexo son los placeres elegidos por los españoles y en este orden.
¡¡Puñetas!! diría algun@, ¿la familia más que el sexo?
Pues parece que si, lo que nos indica que la familia está de buena salud.
Si sumamos el chocolate al coemr, se nos destaca segun el estudio realizado por un profesor de la Universidad de Barcelona.
Por cierto las españolas prefieren la relajación y los españoles la autorealización a la hora de elegir placeres.

6.7.09

En los alimentos envasados, se nos engaña entre lo que muestras y lo real. Risotto con tomate.

No hay derecho a que se nos muestre una imagen en la caja como la que ponemos debajo y al abrir el producto nos encontremos con el resultado superior.
Es muy común que los cambios entre lo reflejado en la caja y la realidad sea tremendamente brutal.
Una mala publicidad para esos productos.



4.7.09

Carne de ternera, guisada. Consejos sobre ollas rápidas o expres

Una principiante cocinera de hogar me llamó reclamando una receta sencilla y rápida. Un guiso de ternera en olla rápida.
Le entregué la lista de los ingredientes y le dije cómo debía proceder.
Medio kilo de tacos de carne, una zanahoria, un pimiento verde, una cebolla, algo de pimienta, vino blanco y sal.
Me llamó sorprendida porque le había salido mala. Muy sosa. Y no se atrevía a presentarla a la mesa.
Le aconsejé que pusiera más sal, pues el punto de la sal es complicado de aprender cuando se comienza a cocinar, sin contar además que no todas las sales que se venden son iguales.
Lo intentó o volvió a llamarme para decirme que seguía muy sosa, y que ya no había tiempo de más experimentos pues llegaba la hora de servir.
Por la tarde volví a hablar con ella y a analizar paso a paso la receta.
No debemos confundir soso con desustanciado. El plato le había salido falto de sabor, algo complicado de entender si había hecho todo lo que le dije.

Pero se había complicado la vida en un detalle que pensaba sin importancia.
En la olla rápida no hay que poner casi agua, en este caso con algo menos de medio vasito pequeño de agua, era suficiente. La verdura suelta agua y el vasito de vino blanco es otro líquido a tener en cuenta.
Ella puso dos vasos grandes de agua, para (decía) cubrir la carne para que no se pegara en la olla. Tremendo error pues la carne se coció en ver de guisarse. Hizo casi un consemé de ternera en vez de una ternera guisada. Por mucha sal que le añadiera, seguiría estando desustanciada.
En ollas rápidas hay que poner menos de la mitad del agua que en olla normal.