10.3.10

Frutos secos en la gastronomía española

El número de frutos secos que se emplean en la cocina y gastronomía española es muy alto. Tenemos la suerte de disponer de un gran número de variadades de frutos secos, ahora ampliados con frutos secos que nos vienen desde los mercados americanos y que tanto para servir como aperitivos como para realzar los sabores de carnes, verduras, sopas, ensaladas o pescados, nos enriquecen las posibilidades de nuestros platos.
Unas nueces españolas (las americanas son mucho más bonitas y baratas, pero menos sabrosas) son el ejemplo de sabores recuperados para platos de verduras, ensaladas o carnes, en crudo o guisadas junto a las salsas.
Los piñones están volviendo a nuestros platos de caza, las castañas recuperan protagonismos en salsas y pures y las avellanas encajan perfectamente en pavos guisados.
Unos crujientes frutos secos como añadido final a una ensalada, junto incluso a fruta como la granada, da un toque distinto y muy sabroso.

2 comentarios:

AJSC dijo...

Tengo entendido que antes del descubrimiento de América (y de las patatas) las castañas se utilizaban en muchas de las preparaciones para las que actualmente se emplea ese tubérculo. Habrá que investigar sobre el tema

Indeciso/a dijo...

No me refería a ninguno en concreto y más a la llegada en los últimos años de nuevos productos que a la llegad ade producto desde América a partir del siglo XV/XVI
gracias

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...