2.6.10

Vinagreta de tomate

El mundo de las vinagretas, como salsas para acompañar platos o como aderezos es inmenso. A la vinagreta clásica de aceite de oliva y vinagre blanco se le pueden añadir un montón de productos que la convierten en diferente y novedosa, para encajar mejor con algunos alimentos.

La vinagreta de tomate necesita un tomate pelado (bien escaldado o bien pelado con cuchillo), aceite de oliva, vinagre blanco y pimienta.
Cortamos en trocitos muy pequeños el tomate; pero no puré, trocitos pequeños. Y en un bol mezclamos un vasito pequeño de aceite de oliva junto a dos cucharadas de vinagre blanco, el tomate picado y unos golpes generosos de pimienta negra recién molida. Dejamos la mezcla como media hora a macerar y ya está lista para servir.
Pescados, caracoles a la plancha, ensaladas, verduras asadas o a la plancha o incluso carnes de cerdo pueden ser sus detinatarios.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...