30.8.11

El chocolate es bueno para la salud cardiovascular

Ahora y tras varios estudios —dicen que serios e importantes—, se nos dice que el consumo de productos derivados del cacao, incluido como no, el chocolate, está asociado a un menor riesgo de sufrir problemas cardiacos, probablemente debido a su alto contenido en polifenoles, sustancias antioxidantes que también están presentes en el aceite de oliva.

Una revisión de siete estudios estadísticos, que sumaban datos de más de 100.000 participantes, ha confirmado que existe una asociación entre la ingesta de chocolate y una importante disminución, cercana a un 33%, de las probabilidades de padecer una enfermedad coronaria (cardíaca o ictus) a lo largo de nuestra vida.

Pero también se nos avisa que —a pesar de los beneficios observados—, excederse con el chocolate es contraproducente, ya que las grasas y azúcares que lleva añadido pueden provocar problemas como obesidad o diabetes, relacionados estos con varios problemas cardiacos.

Hay pues que seguir estudiando la manera de potenciar el consumo de cacao y sus derivados pero a base de no mezclarlo con azúcar ni con grasas ajenas al mismo, para que no sea un producto con excesivas calorías. El chocolate que se suele vender en los comercios tiene unas 500 calorías por cada 100 gramos, lo que representa un valor energético demasiado elevado como para que los expertos puedan recomendarlo sin reservas, a pesar de los efectos beneficiosos que se observan en los estudios de cardiología.

El trabajo, realizado desde las universidades de Cambridge (Reino Unido) y Pontificia Javeriana de Bogotá (Colombia), ha sido publicado estos resultados en la revista 'British Medical Journal'. Tras revisar los estudios disponibles, los científicos llegan a la conclusión de que "los niveles más altos de consumo se asociaban a una reducción del 37% en las enfermedades cardiovasculares y del 29% en el ictus, en comparación con unos niveles menores" de ingesta de chocolate.

No se ha observado, sin embargo, ningún beneficio en cuanto a la prevención de insuficiencia cardiaca. Los expertos creen que la reducción del riesgo cardiaco se debe a los efectos antiinflamatorios y antioxidantes, que benefician la tensión arterial y la sensibilidad a la insulina, relacionada con la diabetes tipo 2.

Sabemos pues que el chocolate es bueno para el corazón, pero tomado en dosis lógicas y no excesivas para que sus grasas no produzcan el efecto contrario. Y eso si, elijamos un chocolate lo más puro posible, al menos con un 75% de cacao y con la menor cantidad de azúcar añadida.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...