7.8.12

Hotel Abando de Bilbao, desayuno de nueve

Desayunar en algunos hoteles puede ser ten peligroso como dormir hasta pasadas las 9. En el hotel Abando por los 74 euros de la habitación doble en agosto, el desayuno buffet es copioso y muy bien surtido. Al salón ahumado, el bacon a la plancha o la chistorra frita se le puede añadir un excelente jamón, varios quesos suaves o huevo revuelto. Los embutidos dejan de tomarse ante tanta contundencia en salados, pero los hay. En dulce la estrella es el pastel vasco aunque hay casi una docena de diferentes pasteles más frutas como sandía o melocotón, uva o kiwi. Para beber falta el caba, una lástima, pero el zumo de naranja es natural y los diversos cafés son de cafetera y no de polvos. La carta de té es amplia y muy bien servida, con teteras y sobres especiales de té que incluye uno picante con especias y otro japonés. Faltaba hoy un poco de tortilla española para salir del desayuno en volandas y un vino blanco para ponerle un 10. Lo dicho, hay quien cuida el servicio y trabaja muy bien por el turismo interior.

1 comentario:

Laura Puente dijo...

Hay hoteles, sobretodo los de interior que cuidan muy bien sus desayunos, con desayunar es más que suficiente a veces hasta la hora de cenar :-)

Comidas aparte Bilbao es una ciudad que mima mucho el turismo, lo se por experiencia.

Solo una pega, hablar de estos desayunos a las 10 de la mañana, como al lector le pille con el estómago vacio, es peligroso.