7.11.13

Trampantojo de pulpo para niños que comen poco. O de salchicha cocida, que nunca se sabe


Con la comida, a los niños, es complicado engañarles, son más listos de lo que parecen. Pero me ha encantado esta forma de presentarles una simple salchicha cocida. Es un plato para jugar más que para comer, lo parece como poco. Una pasta cocida con una salsa y una salchicha cortada elegantemente y con pericia con dos gotas de mostaza por ojos. Casi un arte para engañar, un trampantojo sencillo y elegante.

No hay comentarios: