17.4.14

Cómo se cocina el topinambur, la pataca o la alcachofa de Jerusalén

Cada día podemos encontrar en nuestros mercados productos totalmente desconocidos como si fueran nuevas tecnologías que sacamos del laboratorio. En esta imagen vemos al topinambur, aguaturma, tupinambur, pataca, alcachofa de Jerusalén, patata de Judea o marenquera entre otros varios nombres.

Es una planta americana y japonesa de la que principalmente se consume el tubérculo semejante a entre una patata y una raíz de jengibre, con piel muy fina y complicada de pelar. No es un producto muy apreciado en la cocina aunque sus propiedades se van conociendo más y se aprecia para dietas naturales por su alto contenido en insulina.

Su sabor es parecido al de la alcachofa con algunos toques de espárrago y se toma en puré, cocidos los tubérculos sin pelar pero bien lavados con agua y sal, al vapor o en guisos de carne o una vez cocidos puestos a rodajas con una capa de nata por encima a dorar al horno. También en rodajas fritas sazonados con especias a tu gusto a fuego no muy fuerte y durante unos 5 minutos.

En ensalada y crudos se cortan en trocitos pequeños y se tienen una hora en maceración con zumo de limón y agua a partes iguales. Luego se mezclan con cualquier tipo de lechuga o similar y se adereza a tu gusto.

Al tener un contenido alto en insulina, un azúcar más natural que no hace subir la glucosa, y sí controla mejor el colesterol y los triglicéridos. No contiene gluten. La fotografía es del mercado de Valencia.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...