13.4.14

Piensos compuestos para humanos. Un camino a explorar más y mejor

Hablaba el otro día de la gran calidad de la alfalfa aragonesa, que se exporta a muchos países y en aumento, ya deshidratada y preparada para alimento animal. Hoy me dicen que ya están investigando con harinas de hojas de café para fines gastronómicos en humanos. Uniendo ideas se debe avanzar en procesos, que de cara al futuro faciliten la alimentación humana en todo el mundo.

Si descartamos los transgénicos todavía nos quedan las harinas de las hojas de vegetales como un camino por explorar. Ya comemos puré de pescados hechos con formas diversas y además nos encantan en el plato. Las gulas o el surimi puede ser cualquier cosa menos filetes de merluza o bacalao al pil pil, pero están buenos y tienen muchas aplicaciones. Con las harinas vegetales estoy seguro, se investigará en dos frentes bien distintos. La creación de piensos para humanos, que aunque suenen horrorosos es lo que hoy es el surimi o las sopas de sobre, y la fabricación de harinas (otro pienso) a la que buscaremos sentido gastronómico diverso. 

Imaginemos palito de acelga, varitas de borrajas con zanahoria, gulas de tomate con hojas de naranjo. Sin contar harinas para crear croquetas o buñuelos sacadas de hojas de parra, de melocotonero o de habas.

No hay comentarios: