5.5.14

Huevos fritos con ajos y fresas. No es imposible

Pocos platos de nuestra gastronomía son tan sencillos como un huevo frito, un simple y maravilloso huevo frito pero realizado bien. No cocido como el que vemos en la sartén del cuadro. Un huevo frito debe tener “puntillas” por haberse realizado sobre un aceite de oliva bien caliente. Debe tener un toque de ajo ese mismo aceite para que deje un perfume más español. Y debe estar acompañado por un buen pan y un vino que haya conocida madera. José Perís pinto este plato de huevos fritos con ajos y fresas, y lo hizo en el año 1990 lo que no nos permite achacar a un plato de la cocina antigua donde se empleaba más la mezcla de dulce con salado. Aunque no lo descarto. Si que he visto en estos tiempos modernos huevos fritos con patatas y un poco de mermelada de fresas para mezclar. Todo es posible.

No hay comentarios: