7.6.14

Dos rebozados de verduras, sencillos y diferentes

Hoy me han sorprendido en dos restaurantes diferentes con dos platos muy sencillos y que no me había planteado. Por un lado unas alcachofas de lata, sí, de conserva, rebozadas ligeramente en harina y muy fritas en aceite bien caliente. Aquí el truco consiste en quitarle a la alcachofa gran parte del sabor de conserva y de agridulce de la verdura enlatada. Por un lado tras escurrirla bien la lavan ligeramente y tras cortarla en cuatro cuartos la abren bien las hojas exteriores y la enharinan para que al freír queden tostadas las hojas mientras que la zona carnosa queda jugosa. El punto está más en el sabor, sin restarle todo el agridulce pero dejándolo en su sitio. Con unas lascas de buen jamón por encima para que se funda el tocino están de muerte.

Por otra parte una setas de cardo rebozadas primero en huevo y luego en pan rallado y servidas sobre unas rodajas de pera tipo Roma. Las setas deben salir bien crujientes y están de vicio junto a la delicada dulzura de la pera Roma que tiene un punto que encaja muy bien con platos salados. Un poco de lechuga morada o de tomates cherry o de unos espárragos trigueros a la plancha terminan de redondear las setas de cardo, algo sosas si no las ayudamos.

No hay comentarios: