12.7.15

Arroz con callos madrileños, rápido y muy sencillo

Los callos permiten muchas más variables que ser un excelente segundo plato super sabroso y picante. Había escuchado que se hacían paellas o arroces con callos e intenté conocerlos de cerca. Puedo decir que es una preparación muy sencillo, diferente y curiosa, pero además efectiva.

Tan sencillo como una lata de callos a la madrileña de calidad para cada dos o tres personas, que calentaremos un poco para separar el caldo de las carnes. Con el caldo de los callos y unas verduras haremos el caldo final de la paella. Las carnes las cortaremos en trozos pequeños y todos iguales.

Refreiremos en una paella un puerro picado fino y un ajo en láminas, añadiremos el arroz para que se refría un poco sin tomar color y añadiremos el caldo como en todo tipo de arroces. El doble de caldo que de arroz. Cuando empiece a hervir todo el conjunto bajaremos el fuego y añadiremos las carnes de los callos, son su chorizo, morcilla, tocino, etc. Dejaremos todo los 18-20 minutos. Taparemos con un trapo 3-5 minutos para que repose un poco y a servir.

El éxito de este arroz está en la marca y calidad de los callos, pues el caldo es fundamental como en todo tipo de arroces. Si sale picante, miel sobre hojuelas, mucho mejor.

No hay comentarios: