14.8.17

Tomate con mozzarella y albahaca

Muchas veces, menos es más. Este plato es muy sencillo, en poca cantidad, sirve como un entrante refrescante ante un segundo plato copioso o contundente, y agrada a la vista y en boca por sus contrastes. Tan sencillo como tomate en carpaccio, cortado fino, acompañado de unas láminas de un buen queso  suave, en este caso era mozzarella, y un toque de salsa verde, con albahaca, perejil y si acaso un molido muy fino de avellanas. 

Tres colores, tres elementos, el “menos es más”.

Servido en un hotel italiano, antes de un plato de carne con pasta.


No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...