23.4.17

Cogote de merluza relleno de setas y gambas

Con la imagen uno podría pensar que es una carne, pero no, es un cogote de merluza, relleno de setas y gambas. Se dobla sobre sí mismo, metiendo en el interior unas setas picadas finas y antes salteadas en una sartén, y unas gambas crudas peladas. Se reboza bien en harina la merluza doblada y como si fuera un paquete y se fríe el conjunto hasta dorarse por fuera y dejarla justa por dentro.


Se hace una salsa de caldo de pescado con pimentón y unos ajos muy finamente picados y en el momento de servir se pone por encima y se mete cinco minutos a gratinar. Se sirve con unos espárragos y unos mejillones cocidos, de los que el caldo de la cocción nos ha servido para dar sabor de mar a la salsa. Gran parte del éxito está en la salsa.

Pochas con almejas acompañadas de cava brut

Si unas alubias secas blancas encajan maravillosamente con unas buenas almejas, unas pochas naturales son el premio primaveral a una comida sublime. La delicada textura de la pocha, donde la piel casi no se nota, logra el maridaje perfecto con la almeja. De la que hay que aprovechar todo el sabor del agua de su interior, pues junto a un pimiento del piquillo muy picado (casi) van a ser los únicos complementos para las pochas, que suelen ser un poco justas de sabor.

Un buen vino blanco o rosado o un cava brut son el complemento perfecto a unas pochas, que ahora ya se pueden comprar durante todo el año, pues ya se venden congeladas en bolsa, y son muy buenas,

Ensalada ilustrada sencilla y perfecta

Hablábamos el otro día de ensaladas y de sus beneficios para la salud y para el buen gusto, sobre todo si las sabemos preparar bien. Incluso con una salsa vinagreta nada historiada. Los productos frescos son importantes, y cualquier ensalada con unos espárragos y un escabeche es ya una ensalada ilustrada. Nada es más sencillo de hacer para lograr un plato sencillo y apetitoso para noches de calor. El huevo duro y las olivas son el complemento final.

22.4.17

Más ensaladas para cuidar la salud

Las ensaladas están creciendo en nuestras mesas en una tendencia positiva que juega a favor de la salud, y va en aumento su presencia sobre todo en cenas. Para ello nada como hacerlas atractivas a la vista, con una separación de ingredientes, olvidándonos de aquellas ensaladas que se mezclaban todos los ingredientes como si fuera una mesa revuelta.

Unos buenos vegetales, alguna proteína en forma de pescado, o algunos hidratos de carbono como el arroz o la pasta, alguna legumbre, y sin duda una buena y variada selección de verduras.

Y al final una buena salsa, simple como una vinagreta hecha con ganas de innovar o empleando los propios líquidos de muchos encurtidos o conservas, que pueden ser el fondo de una ensalada nueva y diferente.

En la imagen vemos unas ramitas tiernas de apio, un rábano blanco y pequeño cortado por la mitad, una guindilla muy poco picante y verde fileteada, unas piparras nada picantes, un poco de pepino, un poco de maíz, algo de cebollino, y unas anchoas en conserva. La salsa se hizo con el aceite de las anchoas, algo de aceite de oliva y vinagre de piparras. Sencillo, y sobre todo rápido.

Las 9 mejores ginebras del mundo


Sin duda habrá muchas listas con las mejores ginebras del mundo, bebida por cierto que hasta hace unas décadas se empleaba poco y mal, pero que en los últimos años he recobrado su protagonismo necesario. Esta lista de las 9 ginebras mejores, es de la lista del International Spirits Challenge del Reino Unido, que suena bien y está realizado con rigurosidad. A partir de la lista, como siempre, eliges tú.


Nota.: La noticia es de Heraldo de Aragón

17.4.17

Los vinos para la Semana Santa


Efectivamente hay muchas formas de celebrar todo lo celebrable y más. Y en nuestra cultura el vino es un ejemplo perfecto para demostrar que seguimos siendo fieles seguidores de la cultura romana. Así que sacar vinos para la Semana Santa es un ejemplo, o disfrazar botellas de penitentes otro. Creo que en los días de más religiosidad de la Semana SAanta no se debe beber vino, por aquellos del ayuno y la abstinencia que no solo es de carne. Pero nunca se sabe, ya que para llevar los pasos de las procesiones, con toda su carga y peso, nos consta pues lo hemos visto, que las botas de vino recio acompaña por debajo, los tiempos de esfuerzo.