2.12.16

Masa ktaif o kataifi en pastelitos árabes

Los pastelitos árabes, libaneses, palestinos o como en según qué mercados les pongan de nombre, son auténticas maravillas de sabor bastante común y similar, que entran por los ojos, y que se componen sobre todo de diversos frutos secos, bien molidos o partidos, miel, agua de azahar en muchos casos y alguna pasta como esta de la imagen llamada masa ktaif o kataifi. 

Que curiosamente es fácil de hacer en casa con una simple lata vacía a la que le podemos hacer en el fondo unos agujeritos para que una vez la hayamos llenado de esa masa algo líquida, como un chocolate espeso, sale la masa como hilos hacia una sartén tipo pizza que habremos puesto al fuego sin aceite a modo de horno de pan tipo piedra, o bien en una sartén con aceite para hacer la masa de hilo bien frita.

La pasta kataifi, también llamada ktaif, kadaif, kanafeh o kadayif, es una pasta elaborada del mismo modo que la pasta philo, pero realizada en forma de finos muy fideos. Su origen está en la zona central del Mediterráneo, sea Grecia o Líbano, empleando la pasta kataifi principalmente para la elaboración de dulces y postres, pero también para envolver pequeños trozos de carne o pescado y marisco.

La repostería y pastelería árabe es la madre de muchas reposterías, sin duda, y una maravillosa forma de acercaros a sabores históricos, cercanos en muchos casos, mediterráneos, y que complemente perfectamente platos que todos en casa podemos hacer, como cous cous, tajines, falafels, humus diversos, purés o sopas, guisos de carne de cordero, etc. La cocina árabe es bastante sencilla pero muy trabajada pues suele llevar cocinados lentos, con especias pero sin pasarse, contundente de sabor y que podemos modificar algo para adaptarla un poco más a nuestros sabores o aprender a emplear sus especies pues hoy ya es muy sencillo encontrarlas en las tiendas. Si tenemos dudas de la marca, acudir a sus propios establecimientos y preguntar. 

1.12.16

Cata de bombones belgas y españoles

 Nadie duda de que los bombones belgas o franceses (sobre todo los primeros), si los hacen una buena empresa que utilice manteca de cacao en su totalidad, sirven unos productos fabulosos. Complicados de imitar. 

Pero los bombones españoles son también exquisitos, más baratos al no emplear en su totalidad manteca de cacao en muchas presentaciones, y que logran sabores incluso más potentes. 

Estamos entrando en periodos navideños, de consumo desaforado casi de productos dulces, y por ello os planteo un reto. Comprar unos bombones belgas de marca reconocida y unos bombones a granel de una buena pastelería española. Y comprobar texturas, sabores, suavidad, presentación. 

Y de esta forma podréis decir con rotundidad qué tipo de bombones os gustan más. Una pequeña cata de bombones. Pero que sean de calidad para no jugar con ventaja unos sobre otros. Es un vicio algo caro, pero la ocasión la merece.

27.11.16

Cocina española para nuestra economía y gastronomía

Deténgase buen amigo, y olvide un poco la prisa mientras prueba complacido nuestra española cocina.
Fabada, callos, cocido, chipirones en su tinta, carnes, pescados y guisos de hispana gastronomía.
Platos hechos al instante, al minuto, al momento para que usted caminante, disfrute del alimento.
Sólo deben encargarse, con un día de por medio la paella del levante y el cocido madrileño.

Sin duda la cocina española está de moda en todo el mundo porque se la ha sabido ganar a base de cuidar sus fogones, sus presentaciones y su comedor. Sus calidades y sus servicios. No debemos olvidarnos de su gran poder económico para una gran parte de la sociedad española.

20.11.16

Empanadas gallegas de masa de verdad

Cuando se viaja uno de los grandes placeres que debe acompañar al viaje es probar su gastronomía. Sea excelente o simplemente diferente. Si vamos a Galicia sus posibilidades son inmensas, sin duda. Es tierra recia, de potes, de marisco, de guisos, de verduras, de carnes de buey y vaca, de licores y vinos. Y también de panes y empanadas.

Me dijeron los gallegos que lo más parecido a una buena empanada gallega si se está fuera de su Galicia y no conocen a buenos panaderos, es comprar las de Mercadona, que además de ser hechas en Galicia son realmente muy buenas y baratas.

Una empanada gallega es una masa más bien delgada que contiene unas numerosas posibilidades de relleno. Para todos los gustos. A mi las contundentes me gustan menos que las delicadas. Unos mejillones, unas vieiras, unos escabeches (la única que dejan los puristas que lleve tomate), unas verduras. Pero se puede hacer también de carne de conejo, de pulpo, de carne de cerdo, de espinacas o de pescado.

Tres ingredientes básicos. Una buena masa casi de pan, un buen relleno y un buen horno.

18.11.16

Menú castellano especial en Toledo

Casa Aurelio en Toledo es el restaurante más antiguo del casco histórico, pues lleva abierto desde el año 1953. En la calle Sinagoga de Toledo, están en pleno barrio judío, un lugar sin duda para visitar con calma y para degustar platos que también son históricos. Os dejo la carta del menú especial, con platos típicos de Castilla. No tengo referencias de la calidad de los platos ni del servicio, lo presento más como un lugar típico con un menú cuando menos curioso por si se quiere conocer la cocina castellana, que es mucho más que el clásico cocido.

12.11.16

Figuritas de mazapán que no deberíamos comernos

Cuando la repostería de un país o una ciudad es capaz de ofrecer estos casi juguetes, debemos admitir que es una gran pastelería repostería, capaz de convencer a cualquier comensal. Estas figuritas de mazapán cuestan un euro cada una. Su precio es su labor, pero también su diseño, la idea de crear pequeños personajes que dan pena comérselos. España sin duda es un gran referente en la gastronomía, pero no debemos olvidar ni sus postres, muchos de ellos de influencia árabe, ni sus grandes trabajos artesanales con los alimentos, que casi son diminutas obras de arte.